Gestión Cultural




El proyecto del Grupo Casa Azul conlleva una serie de trabajos personales y colectivos vinculados a la creación estética, más específicamente dentro del ámbito literario y la pintura. También se ha incorporado la presencia de la interpretación musical de autores latinoamericanos.
La idea del proyecto de Casa Azul se basa sobre ciertas perspectivas inscritas en el marco del arte y el pensamiento latinoamericano, área de donde extrae el fuerte de la bibliografía trabajada y las investigaciones hechas.
Coherente con esto es el trabajo estético en la pintura de Patricio Bruna, los trabajos editoriales realizados en PlexoAmérica, PlexoPerú y PlexoSur, así como también los trabajos de escritura de los integrantes del grupo.
Esto se explica dentro de los marcos teóricos que todo grupo investigador tiene, por tanto no se limita solo a un ámbito, sino que establece relaciones con distintos corpus teóricos de las humanidades en general.

El problema de la gestión

¿Por qué la gestión habría de ser un problema?  Dada su condición fundamentalmente teorética, para este tipo de proyectos, como lo es casa azul, se aleja de espacios de mayor visibilidad.
El ámbito del libro y la lectura (que no es lo mismo que el ámbito de la literatura) se restringen a ferias y a comprender el libro como un fin y no como un medio de trasmisión poética y cultural, es decir, no se establece una visión analítica del libro validándose en tanto producto.
Esto último no nos beneficia, ya que la capacidad crítica del texto es relevante.

En otro sentido, el espacio de exposición que se ofrecen al perfil de casa azul corresponden a las muestras de pintura y a un área aún no explorada por el grupo que consiste en el “arte en internet” con todo lo amplio que ese concepto implica.
Por ello, la pintura es un espacio propicio para la exhibición del trabajo creativo
En nuestro caso, los lanzamientos y presentaciones de libros han sido un espacio para la interacción cultural. En un comienzo de Casa Azul, es decir, hace siete años atrás la gestión cultural marcó el inicio de un proceso y consistió fundamentalmente en Encuentro Poéticos y en la presentación de invitados que nos hablaban de su proyecto cultural. Fue así como por casa azul pasaron, cantautores, cineastas, escritores, actores, profesores, arquitectos, etc.

La otra parte del problema es el choque de la circulación de la obra en contraposición de la circulación del dinero. En otras palabras, el “mal negocio” que resulta ser la poesía. Es habitual escuchar que vender libros no es distinto a vender empanadas o automóviles, sin embargo sobre este punto hemos detectado otro problema. Evidentemente en un sentido todo producto se somete a las mismas leyes del mercado

1 comentario:

Luis Vega Vergara dijo...

Me parece que la gestión no se agota en las exposiciones ,muestras ,o participación en actividades literarias,creo a mi entender la pregunta clave de gestión ,como hacemos para efectuar la transposicion de la estética literaria , en el caso de ustedes como grupo, ya que he leído en diversos artículos y publicaciones su crítica a otros modos de literatura que responden a otras realidades sociales , entonces porque no puede ser un objetivo de la gestión insertase en esas otras realidades para visibilizar esos conocimientos y adhesión a determinadas visiones literarias.