28 de noviembre de 2014

Nos visita Carlos Cociña



Carlos Cociña nos llenó de ideas para nuestros proyectos escriturales. Díficil traspasarles la significancia de esta visita. Ver un poeta mostrándonos generosamente el mecanismo que usa para escribir nos llena de vida, verlo emocionarse con sus textos, sacar y sacar libros, compartir su obsesión que es la nuestra. Se agradece que un poeta mayor valore nuestro trabajo. En lo personal, me quedé midiendo trigonométricamente la rada de Valparaíso y mirando una postal. Todavía no sé cómo hacerlo, pero ya sé que hacer para sacar adelante "No vivimos del paisaje". Fascinante volver a rever todos los textos y encontrarme con la geometría de nuevo. Fascinante que alguien te diga que hay que defender la idea de grupo y que la mejor forma de comprobar que funciona este centro es porque tenemos diferentes voces. Agradezco a Wenuan Escalona por el contacto y al Guido Arroyo por publicarlo. Qué bueno los textos de Patricio Bruna Poblete, Diego Rojas, Jaime Villanueva y Rodrigo Suárez Pemjean. Y la interpretación de Heitor Villa-Lobos de Rolando Jaime. Qué manera de hablar de neurociencia, lógica, la obsesión por el discurso. Hoy estuve leyendo los textos que nos dejó y también él se fue lleno de regalos....

Si quiere leer los textos de Carlos Cociña, navegue en
http://www.poesiacero.cl/
  Es posible hacer otras orillas donde los sonidos tienen velocidad infinita entre la ausencia y lo  imperceptible. De la misma manera la culpa emerge desde los instantes de pasión. Sin embargo la piel, los movimientos innominados y los olores, levantan un nuevo instante del abismo. La transmisión de los afectos tiende a resurrección.