23 de mayo de 2016


Amigos: los que trabajamos en publicar poesía y gráfica chilena sabemos que es un camino muy difícil. Sobre todo porque siendo un país de poetas menos del 1% de la población chilena lee poesía. Además tenemos un mercado perverso que convoca a los escritores a que escriban narrativa solo para vender un poco más porque los índices de lecturas en este género tampoco son importantes.
Estamos haciendo un esfuerzo enorme de autogestión en este libro, que por nuestra postura crítica no tendrá el apoyo de la crítica literaria en los medios neoliberales que tenemos ni tampoco de los centros institucionales de la poética nacional (Fundación Neruda, Sociedades y Círculos de escritores, Editoriales Independientes oficialistas, etc.) Ni pensar en tener una crítica en el Mercurio, La Estrella, LUN, etc.
Así que contamos solo con nuestro ñeque para sacar adelante este libro. Agradecemos el diseño a Javiera Burgos y al trabajo mancomunado de nuestro centro. 
Les aseguramos un lanzamiento que no solo presenta un libro sino que se convierte en un espacio de debate de nuestras políticas culturales, debate que se hace cada vez                                                                       más necesario en nuestro país.